Archivos mensuales: diciembre 2010

Discos SSD en tarjetas PCIe

SSD

Un disco duro en una tarjeta de expansión

Con la aparición de los discos SSD, las interfaces existentes para con los medios de almacenamiento se han convertido en un cuello de botella para las posibilidades del medio electrónico. Por ello, se han buscado formas más eficientes de comunicarse con el dispositivo de almacenamiento y aquí es donde ha aparecido el puerto PCIe con sus lanes para marcar la diferencia.

En el artículo que se enlaza a continuación se ponen a prueba algunas de estas soluciones de almacenamiento electrónico basados en PCIe. Bueno, el resultado se resume bastante bien en las siguientes palabras del autor:

La diferencia entre uno y otro es sencillamente aplastante en rendimiento, y la razón es clara: la interfaz SATA 3 Gbps (e incluso SATA 6 Gbps, menos estándar aún hoy en día) no pueden competir con el ancho de banda que ofrece una ranura PCIe x4. Mientras que los primeros acaban siendo un cuello de botella para las potentes memorias NAND de estas unidades, la ranura PCIe x4 es como una autopista de peaje, en la que los datos pueden ir a toda pastilla sin preocuparse de los atascos… ni de las multas de la DGT, claro

Pero lo mejor es leer el artículo entero que se encuentra en la siguiente dirección:

 

Tu servidor a salvo en un bunker nuclear

En el mundo post-apocalíptico de Mad Max también tiene acceso a tu web

En el mundo post-apocalíptico de Mad Max también tiene acceso a tu web

Cuando una empresa confía sus datos, o los de su página web a un servidor, lo que espera es una total disponibilidad de los mismos… pase lo que pase. Por ello, los datacenters (espacios donde se albergan los servidores) se suelen ubicar en lugares en los que se encuentren completamente a salvo de todo tipo de catástrofes naturales y/o huamanas. El caso de este datacenter ubicado en Suiza, llama especialmente la atención, ya que se ha instalado en lo que anteriormente era un bunker nuclear. Efectivamente, se han instalado todos los servidores en un antiguo bunker construido en los 60, durante la guerra fría (recordemos, cuando el miedo a una hipotética III Gerra Mundial con bombas nucleares estaba en el ambiente). Sin duda, una historia curiosa de la que se puede leer más en el siguiente enlace (en inglés):

Impresora de olor

Quizá en un futuro puedas percibir el aroma de estos productos desde tu ordenador

Quizá en un futuro puedas percibir el aroma de estos productos desde tu ordenador

Bueno, en realidad se trata de un dispositivo en el que están trabajando unos científicos japoneses que permitiría al ordenador sintetizar olores. De momento es un proyecto en vías de desarrollo, pero es capaz ya generar algunos olores como el limón, vainilla o menta. Por lo que se ha publicado, parece que generar olores no es tan sencillo como generar colores, que basta con mezclarlos. Así que ya se verá a donde llega esta propuesta, aunque, sin duda, las posibilidades de este “invento” son potencialmente interesantes.